AltRider

Todos sabemos que el carter es un punto crítico de cualquier motor. Un problema allí y la reparación nos va a salir "por un pico". Es por eso que la mayoría de motos trail del mercado salen a la venta con un cubre carter, cuya misión es, como su nombre indica, cubrir el carter, y evitar que éste pueda sufrir algún tipo de daño. Pero por todos es sabido también, que la mayoría de accesorios que llevan las motos trail "de serie"

TwinTrail es el importador para España de la marca americana AltRider, especialista en diseñar y fabricar productos de la más alta calidad pensados para proteger tu moto trail o maxi-trail de los elementos. En este caso os queremos mostrar algunos de los productos disponibles para la Yamaha XT1200Z Super Ténéré: Barras de defensa AltRider para Yamaha ZT1200Z Super Ténéré Sin duda uno de los elementos más imprescindibles a instalar en una moto trail para hacer offroad, e incluso sin hacer offroad. Las barras de defensa son la "coraza" que va a proteger a los plásticos, radiadores, depósitos y motor de tu moto cuando inevitablemente bese el suelo. Ya sabemos todos que hay dos tipos de moteros, verdad? Pues eso. ;) Fabricadas en tubo de acero inoxidable cortado por láser CNC y soldado a mano en USA con mucho cariño, éstas barras de defensa no solo lucen muy bonitas sinó que están cuidadosamente diseñadas teniendo en cuenta los esfuerzos que van a soportar cada uno de los puntos de unión y cómo se va a dispersar la energia en caso de caida para proteger siempre lo máximo posible tu querida moto. Cubrecarter AltRider para Yamaha XT1200Z Super Ténéré Si las barras de defensa son un elemento imprescindible, no menos lo es un buen cubre-carter, sobretodo para los que quieran abandonar el asfalto. En esta caso, al igual que con las barras de defensa, hablamos de un cubrecarter con una ingenieria detrás fuera de lo común. Soportes de

¿Cuantos de nosotros tenemos problemas para llegar al pedal de freno trasero cuando circulamos de pie? La postura de sentado o erguido encima de los estribos modifica la ubicación del pie sobre el mismo, de forma natural, al levantarnos, la rodilla va hacia atrás, y la punta del pie hacia arriba. Esto provoca que el pedal de freno nos quede muy "abajo" y nos cueste llegar al mismo, sobretodo en rutas OffRoad. Hay una solución temporal casera, que consiste en atar una piedra con un par de bridas. Así levantamos el punto de apoyo sobre el pedal de freno y llegamos bien al mismo. Pero esta solución crea un problema nuevo: El pedal nos queda ahora demasiado alto cuando vamos sentados. Vaya faena! La solución ideal es aquella que nos levantara el pedal cuando vamos de pie, y que lo bajara de nuevo cuando nos sentamos. Estamos seguros que BMW lo sacará como extra en la GS 1200 dentro de unos años